Lectura, escritura, literatura como política estatal en los contenidos televisivos

Área: Comunicación / Educación
Palabras claves: lectura literaria, políticas estatales, contenidos televisivos
Autor: Rubacalba, Mónica
Universidad de Pertenencia: Universidad Nacional de Quilmes (UNQ)
Contacto: monicarubalcaba@gmail.com

A partir de un proyecto de investigación en que se indagó de qué manera la sanción de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en Argentina, que “fija cuotas de pantalla para contenidos educativos y para la producción nacional y establece que los contenidos de ‘interés público’ sean transmitidos de manera gratuita por televisión abierta”, implica “una nueva organización de la oferta de contenidos”, constatamos la presencia de la lectura como práctica socialmente relevante, priorizada solo en los canales de gestión estatal. Como continuación de ese proyecto, nos centramos ahora en revisar qué aspectos de la lectura y desde qué concepción se aborda en aquellos programas televisivos de las señales estatales donde su presencia se hace no solo evidente, sino excluyente. El mapeo de los contenidos aparece en este trabajo en el análisis de sólo algunas de las producciones audiovisuales televisivas vinculadas con el tema, aquellas que permiten una categorización más clara o que representan de modo paradigmático miradas novedosas sobre el rol de la lectura, su importancia social, su valor educativo. En particular, nos centraremos en algunos de los programas de la nueva grilla del canal Encuentro del Ministerio de Educación de la Nación que incluyen lectura o debate sobre la lectura y la escritura, en particular los enfocados en el ámbito literario. “La arquitectura de la mentira”: lectura, escritura, literatura como política estatal en los contenidos televisivos”

INTRODUCCIÓN

A partir de un proyecto de investigación1 en que se indagó de qué manera la sanción de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en Argentina, que “fija cuotas de pantalla para contenidos educativos y para la producción nacional y establece que los contenidos de ‘interés público’ sean transmitidos de manera gratuita por televisión abierta”, implica “una nueva organización de la oferta de contenidos”, constatamos la presencia de la lectura como práctica socialmente relevante, sólo priorizada en los canales de gestión estatal.2 Como continuación de ese proyecto, nos centramos ahora en revisar qué aspectos de la lectura y desde qué concepción se aborda en aquellos programas televisivos de las señales estatales donde su presencia se hace no solo evidente, sino excluyente.
El mapeo de los contenidos aparece en este trabajo en el análisis de una producción audiovisual televisiva vinculadas con el tema: el proyecto en marcha de un programa del canal Encuentro del Ministerio de Educación de la Nación que se llamará “La arquitectura de la mentira”, conducido por el escritor argentino Pablo Ramos, en el que entrevista a otros escritores argentinos.

LAS POLÍTICAS PÚBLICAS Y EL LUGAR DE LA LECTURA 

El Plan Nacional de Lectura (PNL) presentado en el año 2005 proponía abordar algunas concepciones sobre la lectura presentes en diversas políticas públicas partiendo de una concepción teórica, política y práctica de la lectura [para] revisar aquellos discursos sociales que ponen el acento en la pérdida del hábito de la lectura, en los déficit de comprensión, en los bajos resultados de los operativos de evaluación, o en la emergencia de los medios de comunicación y la cultura de la imagen como enemigos de la lectura.
Del mismo modo se proponía revisar concepciones didácticas sobre la lectura que la relegaban a una mirada de práctica exclusivamente cognitiva, para llegar a considerarla “una práctica social históricamente construida”. Esta mirada sobre la lectura intenta alejarse de “perspectivas que parten de significados preestablecidos, considerados legítimos, y que ignoran la riqueza de la producción de los sujetos y de los grupos de distintas comunidades lectoras” (PNL, 2005).
En ese sentido, tal como enunciábamos en un trabajo anterior3, el PNL se pronunció con gran claridad respecto del rol que debe ocupar la lectura en las políticas públicas:
La práctica de la lectura es un modo de revertir situaciones de exclusión de la escolarización y de contribuir a la construcción de ciudadanía y al mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos. Esta práctica debe entenderse como una vía de acceso necesaria para el acercamiento a otras prácticas estético culturales (canción, historieta, video, cine, etc.), para el dominio de tecnologías diversas, para el acceso al mundo de la informática y para la posibilidad de llevar adelante un análisis crítico de la oferta [mediática y ] cultural circundante. No se trata de hacer una apología a una supuesta “edad de oro” de la lectura, en general ligada de manera excluyente a la defensa de la alta literatura; se trata de entender la lectura en un sentido amplio, en el que conviven los intereses estéticos, informativos y formativos. (PNL, id.).
La cuestión de las políticas de lectura, pues, vinculadas a esta mirada sobre las prácticas de lectura, atiende cuestiones que exceden la práctica misma para vincularla con procesos de construcción social, de inserción política, y de construcción de las culturas de nuestro tiempo (Rubalcaba, 2012).
En atención a esto es necesario establecer una fuerte relación sobre dos intervenciones del estado nacional: por una parte la creación del Plan Nacional de Lectura en el 20084 y por otra, la sanción de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual en el año 2009, que surgió como una necesidad de democratizar la información. En ese sentido, el programa “La arquitectura de la mentira” (aún en proceso de producción), de próxima aparición en el canal Encuentro del Ministerio de Educación de la Nación, parece responder a la reunión de los intereses de estas dos intervenciones del estado en políticas públicas. La confluencia de voces diversas; la información de calidad sobre el mundo literario; la inclusión de escritores de diversos orígenes y trayectorias en la Argentina, así como la habilitación de un espacio de debates estéticos, éticos y artísticos, dan a este proyecto televisivo una perspectiva enormemente positiva respecto de las políticas de promoción de la lectura. Presentamos a continuación las características del programa referido.

“LA ARQUITECTURA DE LA MENTIRA”: PROGRAMA DE ENTREVISTAS A ESCRITORES

Bajo este nombre, que repite el nombre del blog5 del escritor argentino Pablo Ramos, comenzó en 2014 el proyecto y la grabación para canal Encuentro de los ocho programas de entrevistas conducidos por el autor mencionado. Bajo la dirección de Oscar Frenkel, el programa se propone como un encuentro íntimo entre las distintas voces de escritores argentinos que no en todos los casos forman parte del “canon” literario o del mercado editorial más difundido.
Pablo Ramos es uno de los escritores argentinos contemporáneos que ha logrado una presencia sostenida en los medios masivos de comunicación por su particular personalidad y su calidad como escritor. Nacido en 1966 en Sarandí (Avellaneda), ciudad del Gran Buenos Aires -o, como se ha repetido hasta el cansancio en notas y solapas de libros: “en los suburbios de Buenos Aires”- aparece en la escena literaria a partir de una obra premiada por el Fondo Nacional de las Artes en 2003; casi simultáneamente recibe el primer premio Casa de las Américas (2004) por la misma obra:Cuando lo peor haya pasado (cuentos, 2005). Anteriormente ya había publicado un libro de poemas,Lo pasado pisado (1997). Pero es sin duda su obra narrativa lo que le da mayor reconocimiento. Publica una trilogía de novelas reunidas alrededor de un personaje central de su obra, Gabriel Reyes. Las tres obras permiten mirar a Gabriel desde distintas ópticas, lo que se traduce en distintas voces que nos lo presentan; la primera, El origen de la tristeza (2004), tiene por protagonista y narrador a un Gabriel preadolescente que va dejando de ser niño a partir de la experiencia del dolor; en la segunda novela, La ley de la ferocidad(2007), el narrador nuevamente es Gabriel, pero ahora adulto, quien construye el relato alrededor de los tres días del velatorio de su padre; en tercer lugar, En cinco minutos levántate María (2010) cuenta la historia de Gabriel desde otro narrador en primera persona: la madre.
En 2009 se edita su nouvelle para jóvenes, El sueño de los murciélagos (2009, galardonada con The White Ravens al ser seleccionada por la Jugendbibliotek, Munich). Su última obra es el libro de cuentos El camino de la luna (2012). Todos sus libros han sido editados por Alfaguara y varios de ellos traducidos al francés, al portugués y al alemán.
Esta sostenida producción, los premios y reconocimientos, dan cuenta de la consagración de Ramos en el espacio del mercado editorial y de instituciones dedicadas a la promoción de autores o valoración de las obras literarias.
Además, su procedencia del “campo popular” es recogida en un espacio inscripto en ese campo, como es la música del rock nacional: Los tipitos, banda de rock argentina, produjo un tema y un “videoclip” a partir deLa ley de la ferocidad (y bajo ese mismo nombre) como tema de corte del nuevo disco de la banda6. En otro orden, el proyecto para convertir en película “El estaño de los peces” -título original del libro El origen de la tristeza y que da nombre a la tercera y última parte de la novela- ha sido uno de los ganadores del concurso de producción “Ópera Prima” del INCAA7 2012, bajo la dirección de Oscar Frenkel8. Ambas cuestiones –la producción del tema musical y su videoclip; el premio que permitirá llevar al cine una de sus novelas- son indicios que subrayan la consagración del autor y la divulgación de su obra en circuitos populares.
Su obra es objeto de interés en alguno de los programas de Literatura argentina contemporánea en la carrera de Letras (Cátedra Saítta, UBA9). Esto bien puede leerse como un reconocimiento a su producción y a su presencia en el espacio de las letras argentinas desde el ámbito académico. Sin embargo, la mención que él mismo ha hecho sobre su lugar en la literatura argentina (en numerosos reportajes, en charlas y presentaciones, en su blog) discute su inscripción en la narrativa actual; además, no duda en manifestar simpatías o antipatías por otros escritores contemporáneos.
Este punto, precisamente, es lo que hace del proyecto televisivo “La arquitectura de la mentira” un espacio de debate sobre el canon literario nacional y sobre las voces que resultan “relevantes” al momento de armar un programa vinculado a la lectura y la literatura. La propia figura y voz disonante de Pablo Ramos en el ámbito de las letras argentinas del presente ofrece un plus de atractivo por la selección de invitados –absolutamente a su voluntad- que conforman el diálogo de los ocho programas proyectados. Pablo Ramos se propone como un entrevistador cercano, “del palo”, que conoce desde adentro el oficio de escribir y que por eso se presenta como voz autorizada para entrevistar a los autores elegidos.
Los escritores invitados al programa son: Fabián Casas; Sergio Olguín; Ricardo Romero; Horacio Convertini; Mariana Enríquez; Samanta Schweblin y Naty Menstrual, más el propio Ramos, en el último programa, entrevistándose a sí mismo.
La propuesta general es la de acercarse en un diálogo descontracturado e íntimo a la experiencia de la escritura de cada uno de ellos, junto con temáticas vinculadas al proceso de construcción de su figura de escritor o escritora. Por otro lado, parte del atractivo del proyecto reside precisamente en la figura de Ramos: un “tipo de barrio”, reo, puteador, temperamental, pero también tierno, abierto, cercano; es decir, un entrevistador que se involucra con sus sentimientos, con su mirada y su opinión en el relato de sus entrevistados, con quienes tiene -en todos los casos- una relación de afecto, amistad, cercanía, o al menos de conocimiento previo.

LA PRODUCCIÓN DEL PROGRAMA: ENTREVISTA A NATY MENSTRUAL

El 6 de agosto de 2014, en el Hotel Pollock de Palermo (ciudad de Buenos Aires) como escenario de grabación, se realizaron las entrevistas a Naty Menstrual y a Sergio Olguín; más tarde se haría una comunicación por Skype con Samanta Schweblin, quien residía en ese momento en Alemania por una beca de la DAAD, la misma que obtuvo años atrás Pablo Ramos.
Con la dirección de Oscar Frenkel y la asistencia de un equipo a cuya cabeza está Claudio López y en una de las cámaras Pablo Riobo, el espacio del lobby del hotel se convirtió en living íntimo para el diálogo. El equipo se completa con productor, sonidista, iluminador, maquilladora y la asistente personal de Pablo Ramos. Ambientado con dos grandes sillones, el espacio donde transcurre la entrevista está decorado con objetos personales de Ramos: sus máquinas de escribir, de donde salieron, por ejemplo “La ley de la ferocidad” o “El origen de la tristeza”; discos de vinilo; libros de la biblioteca personal de Ramos, y objetos tales como un viejo tocadiscos, o piezas de casas de antigüedades como una balanza de almacén que resiste al desuso, junto a pequeñas mesitas de estilo, un televisor blanco y negro apagado, y cuadros o láminas de arte. La escenografía se completa con objetos del lobby del hotel que completan un estilo vintage y algo kitsch, tal como un gran tonel de vino que sirve como improvisada mesita o viejos sifones de soda.
La primera entrevista a la que asistimos es la que sostiene con Naty Menstrual. Naty es una artista transconocida por su trabajo en la ilustración, la actuación y la escritura. Su faceta creativa se revela también en el diseño de indumentaria. Ha colaborado en los suplementos Las 12 Soy, del diario Página/12. Pertenece al equipo de redacción de El Teje, primer periódico travesti latinoamericano, producido por el Centro Cultural Ricardo Rojas (UBA). Es autora de Naty Menstrual Blog. Literatura Travesti Trash, donde publica relatos, crónicas y poemas, y ha publicado los libros Continuadísimo (Eterna Cadencia) y Batido de trolo (Milena Caserola).
Pablo Ramos la aborda desde este rol de escritora, por el cual la ha convocado al programa. Se muestra muy interesado en su escritura, más bien fascinado con el último libro de Naty. Le dice que sus cuentos lo conmovieron, y que le parecieron “muy tiernos, incluso los más duros”. Sin embargo, el diálogo en un momento se pone tenso, al menos para Ramos; en medio de una anécdota, él dice respecto de otra persona que “él era un hombre normal”, e inmediatamente se detiene y comienza a disculparse con Naty por esta definición. Ella no se incomoda, sin embargo Ramos le confiesa: “Ves cómo se nos instala. Perdón. Me avergonzó haber dicho eso”, y le indica a Frenkel: “Esto queda”, en referencia a que forme parte de la edición del programa. Y explica: “Es que es necesario que se vea al escritor como una persona de carne y hueso, con luces y sombras”. Y retoma la charla que aborda la cuestión de la transexualidad; Ramos sostiene: “Un escritor es un andrógino”, en referencia a su propia escritura de “En cinco minutos levántate María”, un libro narrado desde la voz de una mujer. Confiesa que se identifica con lo que revela la película “Ed Wood”, de Tim Burton: “Yo a veces me visto de mujer”. De esta manera va abriendo paso en la entrevista al relato algo descarnado de Naty sobre su propio derrotero, hasta encontrarse con su identidad: “Naty nació a fines de los 90”.
Los tópicos de la entrevista recorren alguna de las habituales preocupaciones literarias: ¿para quién se escribe? Así, le pregunta: “¿Cuál es tu lector? ¿Escribís para gays?”, que recibe una rotunda negativa de Naty Menstrual, cuya justificación se apoya en la idea de que se escribe para uno, o en su caso, para canalizar las fantasías de aquello que se le negaba.
La “verdad moral” de la escritura enunciada por Ramos vuelve como tópico de la charla: como tantas veces, Ramos echa mano de su asombrosa memoria y cita frases de otros escritores; cita a Santa Teresa: “”Las palabras llevan a las acciones, alistan el alma, la ordenan y la mueven hacia la ternura”. Y luego propone otra cita, esta vez del escritor francés Víctor Hugo: “La verdad moral es la estrella sin la cual el alma humana no es más que una noche”. Así, le pregunta a Naty: “¿Tenés alguna verdad moral? ¿Cuál es tu verdad moral? Al menos en la escritura”, y ante el titubeo de ella, comienza él una respuesta: “Por ejemplo, al lector no se lo puede engañar…”. Naty asiente al concepto de la honestidad: “de mí querían que fuera “leída”, y yo la única obra completa que leí fueron las novelitas de Corín Tellado”.
Otra preocupación de Ramos como escritor, que vuelve una y otra vez, es acerca de los borradores de escritura y las correcciones: “Abelardo Castillo me dijo, cuando iba a su taller: Corregir es un trabajo espiritual, no técnico; cuando uno corrige sus textos, se corrige a sí mismo”. Y el trabajo de escritura como sanador y como rescate se vuelve, para ambos, tema de charla. La entrevista dura más de una hora; el diálogo llega a su fin, y Ramos se prepara para recibir, más tarde, a Sergio Olguín.

LOS CONTENIDOS TELEVISIVOS Y LA CUESTIÓN EDUCATIVA

Para cerrar este trabajo, nos interesa señalar de qué manera el estado nacional releva los contenidos televisivos que se proponen desde la sanción de la mencionada ley 26522, y en qué medida “La arquitectura de la mentira” puede proponerse como un proyecto que viene a cubrir un espacio vacante.
En uno de los informes realizados trimestralmente, la Dirección Nacional de Supervisión y Evaluación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, presenta un “Glosario” que permite categorizar los contenidos televisivos; entre ellos, una categoría nos resulta privilegiada para vincular este programa con la promoción de la lectura: Educación/Cultura. Define el Informe en su “Glosario”10:
Programas educativos y divulgación cultural: los programas educativos son aquellos cuyo diseño y estructura han sido concebidos y realizados en forma didáctica, dentro de un sistema educativo formal o no formal. El carácter de programa educativo está dado mucho más por sus contenidos que por la forma en que los mismos se presentan. Deben apuntalar a contribuir a la formación de las audiencias fomentando el pensamiento crítico. En relación a la categoría de divulgación cultural inscribimos aquellos programas que no tienen una intencionalidad definidamente pedagógica pero cuyo objeto es dar a conocer a públicos amplios temáticas científicas o estéticas. Caben en esta categoría los programas sobre libros, sobre artes plásticas o sobre ciencia, así como también los que refieren a comunidades.
El Informe anual de AFSCA 201111 nos permitió constatar que aquellos contenidos categorizados como “Educativos/culturales” aparecían escasamente en la programación televisiva, y han fluctuado en su crecimiento y decrecimiento. Por otra parte, se relevó que la producción de contenidos Educativos/culturales estaba totalmente ausente de las señales privadas de la televisión abierta y había quedado de manera exclusiva en la programación estatal.
En una categorización que realizamos en el anterior trabajo mencionado (ver nota al pie 2) sobre los contenidos televisivos educativos/culturales vinculados a la lectura, aparecía de modo predominante por su presencia y por su efectividad en el propósito de la promoción lectora, la categoría “Voz/ presencia de los escritores hablando de su obra”. Desde distintos estudios (vgr. Colomer, 2005; Petit, 1999; Montes, 1999) se afirma la eficacia de la escena de lectura compartida y la presencia de mediadores para el desarrollo de las prácticas lectoras, y ha sido probado el entusiasmo que despierta la voz o la presencia del escritor para quien se dispone a conocer una obra. De esta manera, “La arquitectura de la mentira”, programa de ocho capítulos conducido por el escritor Pablo Ramos y que reúne la presencia de ocho escritores argentinos en las entrevistas de los sucesivos programas, se sitúa en una categoría adecuada para pensarlo como un programa propicio para el fomento, la promoción y el desarrollo de las prácticas lectoras, en el contexto de los programas de contenido educativo y cultural, en tanto propone una lectura no solo de la literatura, sino de todo lo que ella abre: una (muchas) mirada sobre el mundo, un horizonte de expectativas, las tensiones que se juegan dentro de cada ser humano; en definitiva, las distintas experiencias sociales y culturales que permiten al público acercarse a las voces de la diversidad. Desde el lugar de recuperación de la voz de los autores, es decir, desde la voz en primera persona de aquellos responsables de la palabra escrita que circula como “privilegiada” y “canonizada” o legitimada socialmente, este programa propone la inclusión de discusiones y diálogos de varios escritores, algunos –como el caso de Naty Menstrual menos reconocidos en ciertos circuitos de “alta cultura”, pero no por ello menos atractivos y, en términos de la verdad moral que enunciaba Ramos, más necesarios.
La lectura, y la lectura literaria en particular como práctica socialmente construida –por lo tanto atravesada por muchas voces y experiencias- es propuesta aquí como red, como vínculo entre algunos escritores no alejados de su audiencia sino, por el contrario, inmersos en las mismas preocupaciones y vivencias que el auditorio que asiste a esta experiencia. La lectura literaria y sus primeros protagonistas, los escritores, se ofrece en “La arquitectura de la mentira” como espacio de construcción de identidades y alteridades y, por ello, como contenido privilegiado en el espacio de la nueva ley de servicios audiovisuales.

BIBLIOGRAFIA

AFSCA (2011) Informe Contenidos de la Televisión Abierta Argentina (Origen de la Producción – Tipo de Programación – Estructura de Propiedad) trimestre marzo – abril – mayo 2011. Disponible en: http://www.comfer.gov.ar/web/Varios/informes/Informe_TV_Abierta_11_marz_a_
may11.pdf

AFSCA (2012) Informe Anual sobre Contenidos de la Televisión Abierta Argentina (Origen de la Producción– Tipo de Programación – Estructura de Propiedad) Año 2011. Disponible en: http://www.comfer.gov.ar/web/blog/wp-content/uploads/2012/04/informe-tv-abierta_anual2011.pdf

Castedo, Mirta; Eliana Yunes y otros (2012). Cuadernos Redplanes. Evaluación de los planes o programas de lectura. CERLALC, UNESCO.

Colomer, Teresa (2005) Andar entre libros. La lectura literaria en la escuela. México, FCE. 14

Montes, Graciela (1999) La frontera indómita. En torno a la construcción y defensa del espacio poético.México, FCE.

Petit, Michéle (1999) Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura. México, FCE.

NOTAS AL PIE

1 Proyecto de investigación: Contenidos audiovisuales digitales en el contexto de los nuevos servicios de comunicación audiovisual. Políticas, actores y narrativas. Período 2010/2011.UNQ. Director: Daniel González.

2 Las conclusiones de esa investigación pueden leerse en Rubalcaba, Mónica: “Políticas educativas en torno a la lectura: su presencia en los contenidos de la televisión digital abierta”. Trabajo publicado en las actas de las XVII Jornadas Argentinas de Historia de la Educación – San Miguel de Tucumán 17, 18 y 19 de Octubre de 2012 y en Rubalcaba, Mónica. “La lectura como contenido de la Televisión Digital Abierta”. En: Alejandra Pía Nicolosi (compiladora) (2014) La televisión en la década kirchnerista. Democracia audiovisual y batalla cultural. Bernal, Universidad Nacional de Quilmes.

3 Ver nota al pie 2.

4 Resolución 1044/8 del Ministerio de Educación de la Nación, en cumplimiento del artículo 91 de la ley 26.206 de Educación Nacional.

5 “La arquitectura de la mentira. El blog de Pablo Ramos”. Disponible en: http://laarquitecturadelamentira.blogspot.com.ar/

6 El disco es “Push” (2013). El videoclip puede verse en el sitio web de la banda: http://tipitoweb.com.ar/ (Consultado el 22 de mayo de 2013)

7 Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales.

8 Puede verse el trailer de la película en: http://vimeo.com/66581795 (Consultado el 22 de mayo de 2013)

9 Disponible en: http://www.filo.uba.ar/contenidos/carreras/letras/catedras/literaturaargentinall/programa (Consultado el 22 de mayo de 2013)

10 Informe Contenidos de la Televisión Abierta Argentina (Origen de la Producción – Tipo de Programación – Estructura de Propiedad) trimestre marzo- abril – mayo 2011, de la Dirección Nacional de Supervisión y Evaluación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual.

11 Dirección Nacional de Supervisión y Evaluación de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación

Descargar ponencia en PDF

Publicaciones Relacionadas