La formación online en la cátedra Metodología de la Investigación de Comunicación Social

Área: Comunicación / Educación
Palabras claves: entorno Virtual, e-learning, docencia
Autor: Lopez, Gustavo Angel
Universidad de Pertenencia: Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Contacto: galolopez@gmail.com

La formación online en la cátedra Metodología de la Investigación de Comunicación Social

INTRODUCCIÓN

En un trabajo sobre la misma temática presentado en el COPUCI [1]2013, el eje de la investigación fue la implementación de recursos y herramientas para complementar la tarea en el aula.
Este informe significó una guía para la implementación y realización de un entorno virtual de aprendizaje (EVA) para la Catedra Metodología de la Investigación 1 de la Licenciatura en Comunicación Social.
La propuesta original fue aplicar TIC en los procesos de Investigación de manera que el alumno al concluir cada etapa de estudio, desarrolle competencias y habilidades para potenciarlo en la profesión de comunicador social.
Nos centramos en la generación de materiales, utilización de herramientas informáticas y construcción de clases virtuales y la segunda etapa fue la de la ejecución de las clases por medio de un Edublog.
Hemos implementado una serie de procesos y prácticas que tuvieron como objetivo trabajar con los alumnos para el aprendizaje mediado por tecnologías digitales. Para llegar a completar esta actividad fue trascendental analizar los contenidos y plantear el rol docente en esas prácticas.
El problema que se planteó en ese momento tuvo que ver con la manera de adaptar los contenidos para que los alumnos desarrollen aprendizaje.

UNA NUEVA PROPUESTA

La propuesta que a continuación vamos a presentar es más innovadora. Si lo que se plantea aquí es viable, y tiene resultados favorables podrá adaptarse a cualquier materia de la carrera.
La idea se fundamenta en trabajar con los alumnos que deben rendir el “examen final en calidad de libre[2]”, de la cátedra Metodología de la Investigación 1. Estos alumnos tienen la condición de que no han cursado nunca la materia, o lo hicieron y no cumplieron con los requisitos de aprobación del Plan de Estudios. De esta manera, brindarle la posibilidad de prepararse en una plataforma virtual, para rendir de manera presencial.  Nos preguntamos ¿Cómo adaptamos nuestra clase presencial a la virtual? ¿Cómo explicamos los contenidos existentes y los convertimos en digitales?
Nos interesó apoyar a los que por alguna razón no cumplieron con los objetivos de la catedra. Para conseguir esto debemos promover y acompañar el aprendizaje de los alumnos para que consigan niveles de apropiación del conocimiento y estén preparados para rendir el examen final.
Lo novedoso de este diseño es que será exclusivo para los alumnos que pretendan rendir el examen de manera libre, y se prepararán con los materiales e interacciones que se realicen en el aula virtual.

OBJETIVO GENERAL

Definir metodologías para la creación de un EVA para que los alumnos obtengan conocimientos para rendir el examen final en calidad  libre.

OBJETIVO ESPECIFICOS

Desarrollar estrategias y técnicas para planificar la enseñanza con TIC.
Desarrollar materiales didácticos para el aprendizaje y la enseñanza en un Aula Virtual de Moodle.

PLANIFICACIÓN Y DESARROLLO DE CONTENIDOS PARA EL DISEÑO DEL AULA VIRTUAL

Nuestro espacio curricular se vincula con la práctica pedagógica que está centrada en  el proceso de aprendizaje. A partir de ese encuadre se pretende que los alumnos logren incorporar herramientas para plantear un proyecto o una propuesta de investigación.
Cesar Coll (2009) afirma que su carácter virtual reside en el hecho de que son comunidades de aprendizaje que utilizan TIC como instrumentos para facilitar el intercambio y comunicación entre sus miembros y como instrumentos para promover el aprendizaje.
En este escenario de enseñanza que se desarrollará exclusivamente en el aula virtual y las actividades serán individuales (o grupales) por lo que habráinteracciones sincrónica y asincrónica  entre el/losalumno/s y el/losdocente/s,que será el encargado de establecer pautas de trabajo mediante el apoyo documental y recursos multimediales.
Aquí el uso de las TIC es principalmente didáctica. Citamos a Gary Fenestermacher que habla de la “buena enseñanza”. El autor señala que el uso del adjetivo “buena” no es simplemente un sinónimo de “con éxito” de modo que buena enseñanza quiera decir enseñanza que alcanza el éxito y viceversa. Por el contrario en este contexto la palabra buena tiene tanto fuerza moral como epistemológica”.
Y explica que el sentido moral, abarca preguntarse qué acciones docentes pueden justificarse y son capaces de provocar acciones a los alumnos. Y con respecto a lo epistemológico, tiene relación con preguntar si lo que se enseña es racionalmente justificable y digno de que el estudiante conozca, lo crea y lo entienda.
El aula virtual está asociada al e-learning, y es un sistema que puede caracterizarse en cuatro dimensiones. La dimensión Informativa, la Práxica, la comunicativa y la tutorial y evaluativa. (Moreira y Adell, 2009)
La primera dimensión “Informativa” se refiere al conjunto de recursos, materiales o elementos. Son los materiales que ayudan al estudiante a entender mejor la clase. En relación a la dimensión de la Información, se puede complementar con todos los archivos y documentos que se consideren pertinentes.
Para describir a segunda dimensión hablamos de Práxica, que son las acciones necesarias para que el alumno cumpla con sus experiencias de aprendizaje. Esta taxonomía comienza con el diseño y la puesta en marcha de mediar relaciones entre profesores, estudiantes y contenidos. Por eso, se puede asegurar que el aprendizaje virtual es un proceso de reconstrucción personal de contenidos.  En tercer lugar, la dimensión comunicativa, que se centra en el conjunto de recursos de interacción social entre el alumno y el profesor.
El tutor a distancia y la forma de tutoría equivale a obtener los mejores resultados para la supervisión y la guía del proceso de aprendizaje. Se habla de habilidades de organización y dinamización, de motivación, orientación y de un uso adecuado de los recursos.

IMPLEMENTACIÓN DE LAS HERRAMIENTAS TECNOLÓGICAS VIRTUALES PARA EL APRENDIZAJE

Este es el momento de instrumentar la plataforma para que los alumnos tengan la oportunidad de preparar la materia sin asistir a clase. La propuesta será construir un espacio de encuentro y colaboración mediado por TIC.
Por esto surgen los nuevos modos de pensar los entornos virtuales de enseñanza que permiten codificar la información de nuevas maneras, mediante hipertextos, presentaciones multimedia, twitter, webquest y wikis.
Bartolomé (2011) menciona, en su trabajo “Comunicación y aprendizaje en la Sociedad del Conocimiento”, que las tecnologías pueden favorecer el aprendizaje reflexivo en contextos de soporte tecnológico y plantea el modelo transitivo y colaborativo del e-learning, en donde los alumnos digitales se generan “PLE” Personal learning environment  en la cual construye su propia red de aprendizaje. Aquí se destaca el rol del docente que  debe tener en cuenta estas características y desde allí centrar el modelo. Manifiesta que el profesor es la fuente de información pero que no posee la exclusividad del conocimiento, y por último el aporte del profesor es fundamental para ayudar al alumno a alcanzar el conocimiento.
Para hacer uso de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje debemos abordar el eje Conceptual y el Eje Construcción de Contenido.
Analizar el potencial de los EVA a partir de su capacidad para mediar las relaciones entre los profesores, estudiantes y contenidos. Aquí la interacción cara a cara y el lenguaje oral son sustituidos por la interacción virtual, el lenguaje escrito y las imágenes.
En primer lugar tenemos que pensar en textos desarrollados para el aprendizaje sin contacto directo entre profesores y los estudiantes y que generando un dialogo didáctico mediado entre los contenidos con problemas complejos y auténticos.
A continuación presentaremos una propuesta de un EVA configurado mediante cinco criterios que los describen y clasifican.
Principalmente la construcción constructivista nos da una pauta de que el foco debe colocarse en las características de las TIC y en su potencial efecto sobre los procesos de construcción del conocimiento  (Coll, Mauri, Onrubia, 2008). El aula virtual, en la medida de lo posible, no solo debiera ofrecer información nocional de modo expositivo, sino que debiera incorporar actividades que faciliten un aprendizaje por descubrimiento (Moreira y Adell, 2009).
De aquí podemos desprender el concepto que tiene relación con el aprendizaje colaborativo, que según María Luisa Pastor es una propuesta de enseñanza y aprendizaje basada en conceptos de cooperación, trabajo en equipo, comunicación y responsabilidad.
En su texto “Ventajas del uso de la tecnología en el aprendizaje colaborativo” habla de dos modalidades. La primera vinculada a los profesores, que colaboran para ofrecer herramientas de trabajo a los estudiantes  y la segunda es la de los “aprendices” que apliquen en trabajos y grupos colaborativos los conceptos que aprenden.
Y comenta que “mediante el aprendizaje colaborativo aprenden a buscar la información, a compartirla, a comunicarse y a autoevaluarse de forma colaborativa”.
Esta propuesta de aprendizaje brinda al alumno múltiples herramientas de  in­vestigación. Así, el alumno asume un papel más activo en la toma de decisiones, ya sea para obtener documentación necesaria, realizar observaciones, elaborar  una hipótesis, etcétera; aunque la labor del enseñante sigue siendo imprescindible y necesaria para estructurar, guiar y orientar dichas actividades hacia ciertos fines mínimos indispensables de aprendizaje (Díaz Barriga Arceo y Hernández Rojas, 2012)
Cabe señalar que este diseño de aprendizaje es cognitivo y lo podemos catalogar como un proceso de “construcción de significados” que se lleva a cabo en contextos sociales, culturales, históricos y políticos.
En un entorno de aprendizaje constructivista, los alumnos construyen su propio aprendizaje mediante un proceso que implica probar la validez de ideas y enfoques de acuerdo a sus conocimientos y experiencias; aprenden mediante la interacción y construyen sus propias estructuras de conocimiento.

FASES DEL DISEÑO DE MEDIOS

Destacamos algunas  etapas que componen el diseño y producción de medios y los criterios Básicos para el Modelo de enseñanza – aprendizaje en aulas virtuales.
En primer lugar para realizar un diseño y producción de medios tendremos que delimitar a nuestra población objetivo, en este caso los alumnos libres que desean rendir Metodología de la Investigación 1.
En segundo lugar, desarrollar un plan que permita conocer tiempos y presupuestos que serán destinados a la realización del proyecto.  Así, continuar con una de las etapas más complejas pero donde debemos aplicar mucha creatividad, porque de ella se desprende el contenido y  la calidad del material. Debemos tener en claro la finalidad y objetivos educativos que se persiguen y las concepciones en que se sustentan.
De aquí parten las los objetivos, la estructura y la secuencia de actividades teóricas y prácticas y sus técnicas para implementarlas.
Según lo que plantea Bustos Sánchez y Coll en el texto “Los Entornos Virtuales Como Espacios De Enseñanza Y Aprendizaje, debemos utilizar Recursos tecnológicos: Compuesto de redes y sistemas de conexión, en nuestro caso, provistos por la UNPSJB que posee una plataforma Moodle[3]. Toda estructura de plataforma virtual posee tres áreas o zonas, la vida o área de usuarios, la vista o área de la administración y las bases de tatos y software de control.
El área de Usuarios es el espacio de interacción entre los alumnos, profesores, contenidos y actividades. En el área de la administración se gestiona el funcionamiento y configuración del al plataforma, sus herramientas y servicios. Por último en la parte de las bases de datos y software se manejan los controles avanzados, de soporte técnico.
Aquí comienza la fase de producción, en donde todas las decisiones son puestas en práctica y el resultado ya es un producto
En este sentido, la etapa de las pruebas y revisiones de los materiales constatando los objetivos fijados y si cumplen con los criterios. Debemos observar cómo será el uso de aplicaciones y herramientas que permiten la combinación de recursos (materiales multimedia, correo, grupo de noticias, mensajería instantánea, videoconferencia)
La aplicación requiere analizar la riqueza de las interacciones y el carácter sincrónico o asincrónico de estas. Debemos tener en cuenta que el EVA está preparado para uno o varios estudiantes. Es oportuno mencionar que los alumnos tienen la posibilidad de cursar en el EVA junto con  pares que se encuentran en la misma situación administrativa.
Aplicamos y evaluamos en base a la adecuación de nuestras necesidades, tanto en el diseño del medio como en la docencia. Construimos en base a la creación de un espacio  en el cual se realicen entregas de actividades de aprendizaje propuestas por el docente para que el alumno seleccione y desarrolle sus conocimientos.
Teniendo en cuenta este desarrollo, nos ubicamos en el triángulo interactivo impulsado y explicado por Coll (2009) que presenta un esquema de interacciones en el que sus líneas se unen en:   el contenido, llamado el objeto de enseñanza y aprendizaje, la actividad educativa e instruccional del profesor  y la actividad de aprendizaje de los estudiantes.

EN TEORIA UN EJEMPLO DE EVA

Área y Adell (2009) citan a Elena Barberá con sus componentes de una clase virtual y realiza una clasificación de los elementos que van de la Planificación, la Consulta, la Comunicación y el Seguimiento.
Este modelo puede darnos una pauta de lo que queremos cumplimentar en nuestro EVA.
En la etapa de planificación, manifiesta la utilización de guías de estudio u planes de trabajo, como también calendarios y presentaciones de los módulos.
En su segunda categoría “Consulta” Propone la aplicación de los materiales de estudio, direcciones electrónicas y una Biblioteca virtual.
En la tercera categoría habla de herramientas de comunicacióncomo como chats, foro debate, tablón docente y grupos de trabajo.
Por último el seguimiento, en donde la posibilidad que nos da el EVA es de tener estadísticas de asistencia y rendimiento, herramientas de apoyo y evaluación y aplicativos para calificaciones.
En el EVA que proponemos nosotros el alumno ingresará en el aula virtual por medio de Usuario y una clave. En la primera pantalla podrá observar el temario de las Unidades del Programa. Cada una de ellas, tendrá un menú desplegable el que contiene una “ficha de base” que es la instrucción principal que guiará al alumno en los materiales que debe leer y consultar. Un video relacionado con la temática, presentaciones de diapositiva, links a páginas web, links a otros recursos multimediales y la bibliografía tanto obligatoria como la complementaria (en formato de texto o PDF´s).
Similar a una clase, el alumno tendrá disponibles las vías de contacto como lo son, el mail,  chat o los foros.También se puede utilizar la videoconferencia si el contenido lo amerita. El profesor puede editar videos como herramienta de apoyo.
Cada unidad tendrá una evaluación (puede ser un test), de manera que el alumno pueda realizarla para saber si ha alcanzado los niveles de conocimiento de los conceptos principales. De esta forma conocer si posee la preparación mínima para hacer el intento de rendir de manera presencial.
Tenemos que tener en cuenta que se exige al alumno, un trabajo o propuesta de trabajo, que es una parte fundamental de la formación en metodología de la investigación.

EVALUACIÓN

La evaluación de medios y materiales exige una dedicación importante, tanto en los primeros pasos del diseño de medios como en el de la aplicación. Julio Barroso Osuna, realiza una síntesis interesante a la hora realizar este proceso. Por motivos operativos no vamos a explayarnos en una descripción de este tema. Citamos a Osuna porque fue uno de los primeros en analizar esta temática[4].
Señala que la evaluación implica la emisión de un juicio de valor sobre las calidades que tiene algo o sobre su valor. Es un proceso dinámico, continuo y sistemático, enfocado a cambios en conductas, rendimientos, necesidades, los proyectos educativos. Es un juicio de valor sobre las capacidades que tiene algo o sobre su valor.
Osuna propone algunas estrategias de evaluación debe hacerse con la contemplación de todos los elementos, mediante etapas. Desde el análisis de los sistemas, los objetivos, los materiales curriculares; como así también los profesores, alumnos, contexto y de los productos.
En la construcción de la evaluación el equipo docente deberá seleccionar y caracterizar los principales conceptos y los objetivos.

COMENTARIOS FINALES

En definitiva, trataremos de que los alumnos aprendan de forma autónoma y que tengan el control sobre los recursos de aprendizaje.
Para conseguir esto, trabajaremos fuera y dentro de la plataforma y recorreremos cada una de las etapas para diseñar el EVA.
Tenemos que tener en cuenta nuestros destinatarios y el feedback que pretendemos para cumplir con el objetivo de poder facilitarle a los alumnos que quieren rendir libres, una plataforma que los guie para adquirir los conocimientos y reflexionar sobre el proceso de aprendizaje, sosteniendo la pedagogía con base tecnológica.
El estudiante sabrá reflexionar y evaluar su método de aprendizaje para poder acomodar sus horarios y cuestiones personales con el fin de completar el objetivo que persigue, en este caso, aprobar la Catedra Metodología de la Investigación 1.
Retomando el concepto de colaboración,  decimos que implica interacciónentre sus miembros y esta interacción actúa en el nivel de las redes de comunicación, como estructuras de comunicación temporal y como hechos comunicativos (Pastor, 2007)
En la próxima instancia se pretende presentar una propuesta al ente Universitario que regula la habilitación de las Aulas Virtuales, para comenzar con la aplicación y construcción del EVA.

BIBLIOGRAFÍA

AREA, M. y ADELL, J. MOREIRA, M. (2009): ―eLearning: Enseñar y aprender en espacios virtuales. En J. De Pablos (Coord): Tecnología Educativa. La formación del profesorado en la era de Internet. Aljibe, Málaga,  pags. 391-424.

BARROSO OSUNA, JULIO. “Evaluación de medios y materiales de enseñanza”, Comunicación y pedagogía, 2004, 200, p.50 23.

BARTOLOMÉ, ANTONIO. (2011). Comunicación y aprendizaje en la Sociedad del Conocimiento. Virtualidad, Educación y Ciencia, No 2 (2). Págs.

BUSTOS SÁNCHEZ, ALFONSO; COLL SALVADOR, CÉSAR. Los Entornos Virtuales Como Espacios De Enseñanza Y Aprendizaje. Una perspectiva psicoeducativa para su caracterización y análisis Revista Mexicana de Investigación Educativa, Vol. 15, Núm. 44, enero-marzo, 2010, pp. 163-184 Consejo Mexicano de Investigación Educativa México.

COLL, CÉSAR (2009) “Aprender y enseñar con las TIC: expectativas, realidad y potencialidades” en Carneiro, R., Toscano J.C. y Díaz T. Los desafíos de las TIC para el cambio educativo. Metas Educativas 2021. Fundación Santillana, España.

COLL, C. MAURI, T. Y ONRUBIA, J. (2008). Los entornos virtuales de aprendizaje  basados en el análisis de casos y la resolución de problemas. En Psicología de la  educación virtual, editado por C. Coll y C. Monereo. España: Morata.

DÍAZ BARRIGA ARCEO, FRIDA Y GERARDO HERNÁNDEZ ROJAS (2012). Las estrategias de enseñanza y los tipos de aprendizaje significativo en las modalidades de recepción y por descubrimiento guiado y autónomo. Instituto de Formación Docente de Virtual Educa.

FENSTERMARCHER, G. (1989) “Tres aspectos de la Filosofía de la Investigación sobre la Enseñanza. En Wittrock, M. (Comp.): La investigación de la enseñanza. Tomo I. Paidós, Barcelona.

PASTOR CARRIÓ, M. (2007) “Ventajas en el uso de la tecnología en el aprendizaje colaborativo”. Revista Iberoamericana de Educación N° 41/4 – 10 de Febrero de 2007. Edita Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI)

NOTAS

[1]Ponencia: “Planificar para incorporar entornos virtuales de aprendizaje” presentado en el Congreso de la Comunicación Pública de la Ciencia y la Tecnología 2013.

[2]En reglamento de alumnos FHyCS. UNPSJB: CAPÍTULO VIII De La Aprobación De Los Exámenes Libres y CAPÍTULO XI f) En caso de que el alumno no alcance los requisitos para acceder a la promoción sinexamen final podrá acceder al régimen de acreditación con examen final o bien rendir en calidad de libre.

[3]Se utiliza la plataforma Moodle que permite realizar experiencias de aprendizaje colaborativo, utilizando elementos de comunicación, de evaluación y de disposición de recursos pedagógicos con las posibilidades y la flexibilidad que permiten las tecnologías de información y comunicación. http://www.unp.edu.ar/Campus/CampusVirtual.htm

[4]Se puede citar también a AretioGarcía, Lorenzo en el texto “Evaluación en formatos no presenciales” Editorial BENED, 2008.

Publicaciones Relacionadas