COMERCIO ELECTRÓNICO PARA PRODUCTORES LOCALES. UNA PROPUESTA DE INTERVENCIÓN DESDE LAS TECNOLOGÍAS DE LA DIFERENCIA

Área: Prácticas comunitarias y experiencias colectivas de comunicación
Palabras claves: tecnologías sociales, comercio electrónico, identidad corporativa
Autor: Buso, Sandra
Universidad de Pertenencia: Universidad Nacional de San Juan
Contacto: sandraebuso@gmail.com

RESUMEN
Esta ponencia expone una propuesta de intervención desde las tecnologías de la diferencia, en las cadenas productivas de departamentos de San Juan, para lograr un abordaje diferencial y soluciones innovadoras a la comercialización de productos locales. Para ello se expondrá el Proyecto “TICS: estrategias para la incorporación de los productores al modelo económico de red para el desarrollo regional” a partir de la convocatoria de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Provincia bajo la denominación de Proyectos IDEA. La propuesta tiene como objetivo lograr la creación de valor agregado en la producción primaria a través de la creación de la identidad local facilitando el acceso de los pequeños productores agropecuarios a nuevos mecanismos de comercialización de su producción a través del uso de las TICS. Metodológicamente, se abordará desde la aplicación de las tecnologías sociales que apuntaran a modificar los mecanismos de participación, involucramiento y toma de decisiones de los productores y de la comunicación estratégica para la identidad corporativa, promoviendo la región, su cultura y su gente a través del uso de las TICS.

DESARROLLO DE LA PROPUESTA
El Programa Provincial de Investigación y Desarrollo Aplicado (IDeA) tiene como objetivo impactar en la solución de las problemáticas que afectan a la población en general y al sector productivo de San Juan en particular. Este programa, promueve que la investigación científica y tecnológica local encuentre soluciones a las debilidades y amenazas detectadas en las doce (12) cadenas productivas estratégicas de la Provincia de San Juan, y espera resultados innovativos o de alto impacto socio-productivo para la Provincia de San Juan
Nuestro enfoque entiende que la importancia de esta convocatoria es considerarla como una política pública, desde la concepción de las políticas y las tecnologías de la diferencia. La noción de políticas de la diferencia, no son sólo las acciones gubernamentales o de organismos estatales, aunque son los ámbitos naturales donde se configuran y transforman estas políticas. Por políticas de la diferencia, se entiende la acción transformadora, que establece un puente entre el conocimiento, la sociedad civil y los sectores productivos. El antropólogo Eduardo Restrepo, en el libro Hegemonía Cultural y políticas de la diferencia compilado por Alejandro Grimson y editado por CLACSO- Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales-, señala que para la emergencia y despliegue de las políticas de la diferencia, es relevante el establecimiento académico y el saber experto, así como los disímiles imaginarios sociales de la población en general, lo que Gramsci denomina el sentido común.
Por su parte, las tecnologías de la diferencia son los procedimientos que abordan y modelan sectores poblacionales diferenciados mediante las políticas de la diferencia produciendo efectos de reforzamiento, transformación o borramiento de tales diferencias. En otras palabras, las tecnologías de la diferencia son el modo en que se implementan las intervenciones sobre conjuntos poblacionales determinados en nombre de la diferencia. Estas políticas y tecnologías de la diferencia devienen en acciones concretas que, basadas en el conocimiento experto, hace del bienestar de una población como su razón de ser.
En esta línea de pensamiento, se considera una política de la diferencia, el hecho de que por 1° vez la Argentina cuenta con un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva creado en 2007 bajo la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y es el primero en Latinoamérica que contempló la innovación productiva asociada a la ciencia y la tecnología. En la misma línea en la provincia de San Juan se jerarquizó la Secretaría de Ciencia y Técnica dotándolo de infraestructura, personal experto y financiamientos que permite generar programas como el IDEA, con importantes subsidios para que, desde la Universidad pública, los investigadores se avoquen a solucionar las debilidades y a potenciar las fortalezas de los sectores productivos de San Juan.
Si por políticas de la diferencia se entiende la metodología de intervención con un colectivo social, por tecnologías sociales se entiende la capacidad de hacer propio y de incorporar aquello que no se tiene (tecnología) a partir de lo que ya se sabe y se tiene (competencias ideológicas y culturales).
La palabra apropiación apunta a la capacidad de hacer propio y de incorporar aquello que no se tiene (la tecnología) a partir de lo que ya se sabe y se tiene (cosmovisiones, imaginarios, lógicas de funcionamiento y organización).
Como señala Carlos del Valle (2006) lo fundamental no es la tecnología en sí misma, sino la forma en que es utilizada como modo de producción de los sujetos y de las subjetividades.
Cuáles son los rasgos de la identidad de una tecnología social?
• Elaborar contenidos de manera colectiva
• Es el resultado de la participación colectiva
• Reunir y compartir información.
• Compartir opiniones y encontrar consejo.
• Distribuir contenido.
• Llamar a la acción y realizar convocatorias.
Para hablar de los diversos niveles de complejidad en la apropiación social de las TIC, adoptamos el concepto de capital informacional (Cees Hamelink, 1999, 2000), que comprende: “La capacidad financiera para pagar la utilización de redes electrónicas y servicios de información, la habilidad técnica para manejar las infraestructuras de estas redes, la capacidad intelectual para filtrar y evaluar la información, como también la motivación activa para buscar información y la habilidad para aplicar la información a situaciones sociales” (Hamelink,2000:91).
A partir del concepto de capital informacional se pueden establecer distintos niveles en el proceso de apropiación social de las TIC. La palabra apropiación apunta a la capacidad de hacer propio y de incorporar aquello que no se tiene (la tecnología) a partir de lo que ya se sabe y se tiene (cosmovisiones, imaginarios, lógicas de funcionamiento y organización).
Los movimientos sociales se apropian de la Red a partir de sus objetivos de resistencia y transformación del proceso de globalización capitalista. Su proyecto alternativo de sociedad marca, de alguna manera, los usos que hacen de las herramientas comunicativas. Además, los movimientos sociales se apropian de la Red desde unas estructuras organizativas que buscan la horizontalidad y la participación de sus miembros. Se puede decir que, en los movimientos sociales, la lógica de la red antecede a la red tecnológica de Internet. Aquellos que se habían dotado de organizaciones flexibles, horizontales e interconectadas unas con otras, son las que mejor se están aprovechando de los nuevos medios.
Como señala Carlos del Valle (2006) lo fundamental no es la tecnología en sí misma, sino la forma en que es utilizada como modo de producción de los sujetos y de las subjetividades. Si se tiene en cuenta la capacidad transformadora de quienes están al otro lado de la Brecha Digital, o si estos sectores reproducen las lógicas de control y de reproducción social.
A partir del concepto de capital informacional se pueden establecer distintos niveles en el proceso de apropiación social de las TIC:
1. En primer lugar estaría el acceso a las herramientas, es decir, la dotación de las infraestructuras necesarias (energía eléctrica, líneas telefónicas, ordenadores,
2. Un segundo nivel de apropiación implica la formación necesaria para manejar los equipos y los programas informáticos. Sería el nivel instrumental de la formación tecnológica que asegura el manejo de los dispositivos tecnológicos.
3. Hace falta, por tanto, dar el salto a un tercer nivel de apropiación de las TIC, que permita:
– Situar el acceso a las TIC en un marco de reflexión más amplio. La comunicación y el acceso tecnológico debe relacionarse con los procesos de cambio social, verdadero eje vertebrador de las políticas de comunicación de los movimientos sociales.
– Descubrir las posibilidades que ofrecen las tecnologías de la información para el trabajo en red. La reflexión en materia de comunicación tiene que ir unida a la reflexión sobre los modelos organizativos de los movimientos sociales. Se produce un mayor aprovechamiento de las TIC cuando las organizaciones sociales cuentan con modelos de organización en red: horizontales, participativos y flexibles.
– Finalmente, articular mecanismos para el procesamiento y aprovechamiento de la información que fluye por la Red, de tal modo que se puedan aplicar a las situaciones reales y concretas de cambio social en las que se trabaja.
La apropiación social de las TIC desde las claves que aporta el concepto de capital informacional permite resituar la experiencia acumulada por los medios comunitarios en el nuevo contexto de la Sociedad Global de la Información. Esta es la vía que abre la línea de investigación que se encuadra bajo el término de Informática Comunitaria. Para Michael Gurnstein (2000), uno de los impulsores de este enfoque, el objetivo final de la Informática Comunitaria (Community Informatics) es el de superar la Brecha Digital, y permitir a los sectores excluidos de la sociedad la puesta en marcha de procesos que conduzcan al desarrollo económico, a la justicia social y el empoderamiento político a través del uso de Internet.
José Sánchez Lugo (2007) plantea que “La concepción socio-técnica que implica la práctica de la Informática Comunitaria (IC) orienta la participación activa de los sectores populares. Las estrategias socio-técnicas permiten elaborar proyectos e iniciativas para habilitar individuos y comunidades en el proceso de apropiarse de las tecnologías de la información,
para que éstas sirvan para su desarrollo y bienestar. Entendemos la IC como un acercamiento estructurado para apoyar el desarrollo y la autogestión de las comunidades a través de la integración de las TIC” (Sánchez Lugo, 2007:4).
La puesta en marcha de la lógica de la apropiación social, y la comprensión de las tecnologías a partir de categorías como la de capital informacional, más coherentes con los objetivos y estilos de los movimientos sociales, permite el impulso de la línea de la Informática Comunitaria. Para Sierra Caballero (2008), este enfoque prioriza tres líneas principales de actuación:
1. El acceso a las redes y a los sistemas de comunicaciones.
2. La formación de competencias comunicativas.
3. La cooperación para el desarrollo local.

PROYECTO IDEA: TICS: ESTRATEGIAS PARA LA INCORPORACIÓN DE LOS PRODUCTORES AL MODELO ECONÓMICO DE RED PARA EL DESARROLLO REGIONAL
Nuestro trabajo es una propuesta de organización de los pequeños productores agroindustriales, tendiente a lograr su participación colectiva. Parte de la hipótesis de considerar que las acciones individuales de comercialización de los productores agroindustriales de los departamentos de Pocito, Rawson, Rivadavia, Zonda y Ullúm, no han tenido buenos resultados. Por ello, nos proponemos generar acciones tendientes a fortalecer la organización de los actores del medio rural a través de la incorporación de las TICS adaptándolas a las condiciones específicas de la región para insertar a la pequeña producción en las cadenas agroalimentarias con competitividad regional y equidad social. La finalidad de nuestra investigación es la de incrementar los niveles de participación, de los productores agroindustriales, agropecuarios y los productores familiares para dar respuestas colectivas que mejoren la inserción de sus productos en la economía regional a través del uso de las TICS. Se pretende lograr un compromiso mutuo entre los distintos productores familiares con otras instituciones que actúan en ese ámbito para desarrollar los productos regionales con valor diferencial comercializándolos con ayuda de las TICS. El resultado esperado, no apunta sólo a vender un producto, sino también a modificar los mecanismos de participación promoviendo, las redes de actores y sus interacciones con capacidad de intercambiar experiencias y conocimientos mediados por las TICs.
Este proyecto tiene como punto de partida la hipótesis de que es necesario dirigir acciones concretas hacia territorios específicos de la provincia que por su contigüidad geográfica y sus similitudes productivas ameritan un enfoque diferencial, En esta propuesta, conocer especificidades del productor local, el entorno y su cultura, las materias primas y los productos locales, son el eje principal para lograr una identidad vinculada al origen con valor agregado en los procesos de producción, las tradiciones y la cultura local. La innovación de este enfoque es buscar estrategias diferenciales a través de la aplicación de las tecnologías sociales que apunten no sólo a vender un producto, sino también a modificar los mecanismos de participación, involucramiento y toma de decisiones de los productores locales, promoviendo, la región, su cultura y su gente. El uso de las TICS para la creación de una plataforma de comercio electrónico local, será la herramienta a través de la cual se capacite, acompañe y se vincule con el productor local para incorporar otras estrategias de comercialización tendientes a visibilizar la producción local.
La finalidad de nuestra investigación es la de incrementar los niveles de participación en la economía local, de los productores agroindustriales y para ello el objetivo principal de nuestra propuesta es el de favorecer la experiencia de una acción real de participación a través del uso de las TICS para dar respuestas colectivas que mejoren la inserción de los productores en la economía regional.
Nuestro trabajo es una propuesta de activación, tendiente a lograr la participación colectiva que parte de la hipótesis de considerar que las acciones individuales de los productores agroindustriales de los departamentos de Pocito, Rawson, Rivadavia, Zonda y Ullúm, no ha tenido buenos resultados. Por ello, nos proponemos generar acciones tendientes a fortalecer la organización de los actores del medio rural a través de la incorporación de las TICS adaptándolas a las condiciones específicas de la región para insertar a la pequeña producción en las cadenas agroalimentarias con competitividad regional y equidad social.
Nos proponemos lograr un compromiso mutuo entre los distintos productores familiares con otras instituciones que actúan en ese ámbito para agregar valor a los productos regionales utilizando las TICs. El objetivo no apunta sólo a vender un producto, sino también a modificar los mecanismos de participación en la economía local.

ANTECEDENTES:
Respecto de los antecedentes hay numerosas políticas públicas nacionales generadas desde el gobierno nacional como:
Proyecto COCAP que Ejecuta el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico de la provincia de San Juan se creó la USINA de Tecnologías de Información y Comunicación (TICs). Como fruto del trabajo realizado en esta Usina, y con el fin de dotar de una mayor competitividad al tejido productivo del territorio, se convalidó en el año 2010 la Idea Proyecto (IP) de “Generación de un Polo Tecnológico Virtual de Tecnologías de Información y Comunicación en la Provincia de San Juan”.
El objetivo general del proyecto es Generar un ámbito de trabajo donde interactúen y se potencien las sinergias de los empresarios del sector TIC, sector educativo, científico-técnico de investigación, Gobierno y sector productivo en general,
Subprograma de Comercio Electrónico cuyo objetivo es: acercar nuevas tecnologías, en este caso aplicadas a un sistema de comercialización vía Internet, a pequeños y medianos productores del país. A través de este sistema comercial se permite relacionar a estos pequeños y medianos productores con los consumidores. El INTI, en el marco del Programa de Extensión, ha visualizado a Internet como un medio que progresivamente va ganando espacios a los canales tradicionales y si bien en América Latina todavía la penetración es paulatina, se espera un crecimiento importante para los próximos años. Es por eso que desde el Subprograma de Comercio electrónico se incentiva, capacita y acompaña a productores argentinos, a acercarse a esta herramienta e ir constituyéndola de a poco en un elemento que complementará los canales habituales de venta y marketing.
Por su parte el gobierno nacional acordó con las autoridades del portal Mercado Libre la creación de un servicio gratuito de comercio electrónico para las Pymes que deseen hacer uso de dicha plataforma de ventas.
La creación del programa La Marca Colectiva es una política pública enmarcada en la Ley Nacional Nº 26.355 de “Marca Colectiva”, sancionada el 28 de febrero de 2008, para mejorar la calidad de los productos y/o servicios de la economía social y facilitar su inserción en el mercado. Desde su puesta en marcha, apoya a los emprendedores en la consolidación de sus identidades, los acompaña en el diseño de su imagen y los asesora en lo referido a los trámites necesarios para su registro ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI).

PLANTEO Y FUNDAMENTACIÓN DEL PROYECTO
Esta investigación se enmarca dentro de las líneas prioritarias definidas para la convocatoria, específicamente en el punto 4.5 que agrega el “aglomerado productivo TICs elaborado en el marco del Proyecto COCAP del Ministerio de Producción y Desarrollo Económico de la Provincia”.
Si bien es cierto que en este informe, se elabora un diagnostico que indica la necesidad de generar un polo tecnológico para el desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación, no es menos cierto, que el alcance del proyecto incluye a productores, empresarios, y potenciales recursos humanos para el desarrollo de la industria informática en general. Lo expuesto, se ve reflejado en el l objetivo propuesto que es generar un ámbito de trabajo donde interactúen y se potencien las sinergias de los empresarios del sector TIC, sector educativo, científico-técnico e investigación, Gobierno y sector productivo en general.
Del análisis efectuado a los Proyectos para la Elaboración de Planes de Mejora de la Competitividad de las Cadenas Productivas de la Provincia de San Juan CADENA DE HORTALIZAS INDUSTRIALIZADA Y CADENAS DE SEMILLA, se infiere que hay un alto grado de informalidad en las operaciones de venta, que los canales comerciales son diversos para cada productor y que existen distintas formas de venta de las semillas, ya que a veces se venden procesadas, limpias y envasadas con marca, y otras veces se entregan a otro eslabón de la cadena solamente cosechadas y secas, sin procesar ni envasar. Estos estudios señalan que existe una gran heterogeneidad de PyMEs en cuanto a tamaño, desarrollo empresarial, capacidad productiva, desarrollo comercial, liderazgo y vocación para realizar acciones conjuntas que mejoren el “negocio” de la cadena.
Este proyecto tiene como punto de partida la hipótesis de que es necesario dirigir acciones concretas hacia territorios específicos de la provincia que por su contigüidad geográfica y sus similitudes productivas ameritan un enfoque diferencial. Las investigaciones señaladas, tienen como objetivo lograr la creación de valor agregado en la producción primaria y facilitar el acceso de los pequeños productores agropecuarios a nuevos mecanismos de comercialización de su producción. Esto es posible a través de un mejoramiento en la optimización técnica y organizacional de los productores, poniendo en foco, las especificidades culturales del entorno, las materias primas y los productos locales, para lograr una identidad vinculada al origen con valor agregado en los procesos de producción, las tradiciones y la cultura local.
Por ello, es que se pretende lograr acciones colectivas entre los distintos productores familiares con otras instituciones, programas y políticas públicas que actúan en ese ámbito, para desarrollar los productos regionales con valor diferencial utilizando las tecnologías de la información y de la comunicación. El objetivo es la aplicación de las tecnologías sociales que apuntan no sólo a vender un producto, sino también a modificar los mecanismos de participación, involucramiento y toma de decisiones de los sujetos promoviendo, la región, su cultura y su gente.

OBJETIVOS
Objetivo General:
• Generar acciones tendientes a fortalecer la organización de los actores del medio rural a través de la incorporación de las TICS adaptándolas a las condiciones específicas de la región para insertar a la pequeña producción en las cadenas agroalimentarias con competitividad regional y equidad social.
Objetivos Específicos:
1. Hacer un relevamiento de las capacidades, fortalezas y debilidades de los productores que producen o consumen los productos de las cadenas productivas vinculadas a INTA Agencia de Extensión Rural (AER) Pocito.

Descargar ponencia en PDF

Publicaciones Relacionadas